Perfecta imperfección

Fallen

El lenguaje gestual trabajado “cuidadosamente” es una fuerte y seductora herramienta de comunicación. El vodka Fallen, lo comprende y demuestra cómo, un recurso simple de transparencia, una tinta y líneas orgánicas, construyen una propuesta sensible y diferenciadora. Una particularidad adicional la da una historia manuscrita -con espíritu medieval- que se completa en las tres botellas.

No hay comentarios.: