El tequila Antigua Cruz se pone al día

Desde la botella de vidrio hasta la etiqueta y el estuche de presentación el estudio Tridimage diseñó de manera integral el envase de un tradicional tequila mexicano. / via FOROALFA

La Tequilera de Arandas, de México, solicitó a Tridimage encarar el rediseño integral del empaque para su producto Tequila Antigua Cruz.
El tequila es la bebida más conocida y representativa de México en el mundo. El nombre «tequila» es una denominación de origen controlado de un destilado originario de la ciudad del mismo nombre en el estado de Jalisco, México. Se elabora a partir de la fermentación y destilado del jugo extraído del agave, en particular el llamado agave azul.

En este caso, el cliente presentó a Tridimage un brief escrito que fue analizado y discutido vía teleconferencias y que, en síntesis, planteaba la necesidad de actualizar el envase integralmente. Por un lado la botella era prácticamente un genérico que también utilizaban otras marcas con la consiguiente pérdida de singularidad y diferenciación; y por otra parte la gráfica no resultaba competitiva en el actual y dinámico mercado tequilero. Tanto el diseño estructural como el gráfico necesitaban una intervención urgente.

Rediseñar volumétrica y gráficamente el empaque de una bebida como el tequila, tan ligado a la idiosincrasia, historia y saber popular de una cultura vasta como la mexicana, fue un desafío y una enorme responsabilidad para el estudio, por lo tanto fue necesario estudiar, investigar y adentrarse en el mundo del tequila y también apreciarlo en sus características organolépticas.

Durante las conferencias entre el equipo creativo y estratégico de Tridimage y Tequilera de Arandas se recibió toda la información requerida desde lo conceptual a lo técnico, desde lo aspiracional a lo fáctico. Todos los datos fueron evaluados, elaborados y puestos en consideración a la hora de encarar el nuevo diseño que competiría en los mercados de México y Estados Unidos.

Tridimage creó el diseño estructural de una botella con personalidad premium, que exhibe un facetado contemporáneo, alzándose frente a la difícil competencia con recursos expresivos sofisticados y de alto impacto visual. También se diseñó el tapón de madera con un formato personalizado y un grabado que reproduce el símbolo de la marca en bajorrelieve. El proceso completo se desarrolló en un total de seis meses. Durante la fase productiva de la nueva botella se trabajó codo a codo con la cristalera intercambiando archivos CAD 3D, y supervisando prototipos para optimizar el resultado final.

La nueva imagen gráfica, serigrafiada en la botella, plantea un rediseño de símbolo y logotipo que exalta la polaridad clasicismo/modernidad, definitoria para este empaque. Se realizó asimismo el diseño estructural y gráfico de los estuches jerarquizando la materialidad y acentuando la oposición brillo/opacidad en su acabado superficial. Cromáticamente se definió cada variedad «Blanco», «Reposado» y «Añejo», con colores metalizados muy vivos que se destacan en la línea de anaquel.



¿Presentaron alternativas o bocetos diferentes antes de la elección final?
Elaboramos cuatro alternativas diferentes que cumplían con el pedido. En el trabajo integrado y muy participativo por parte del cliente nos fuimos decantando por la versión definitiva, que conformó ampliamente a ambas partes.


¿Conocen las repercusiones que el nuevo envase tuvo en el público?
Nos han informado que aumentaron las ventas, producto de la diferenciación y el incremento en la calidad percibida. Un dato premonitorio fue la reacción del propio personal de la empresa: cuando viajamos a Tequilera de Arandas a presentar el nuevo proyecto, la gente se desplazaba entre las oficinas con una muestra de la botella para mostrarla con orgullo a todo aquel con quien se cruzaba. Eso nos dio mucha alegría y nos hizo sentir que habíamos cumplido con el trabajo.

1 comentario:

Juani Serenellini dijo...

Felicitaciones por este diseño! Es muy muy bueno!