El chocolate que cambió las reglas del Branding

La compañía neozelandesa, Bloomsberry & Co, fundada por un diseñador gráfico y su esposa chef, ha tenido un increíble éxito mundial con su gama de chocolates.

A contramano de los cánones del branding convencional, colocan su marca sutilmente en el lateral del envase, haciendo protagonista tanto al nombre de la variante como al descriptor del producto.
La gama se compone de una amplia selección de atractivos diseños en combinación con un tono de voz ingenioso y bien ejecutado que se adapta a cualquier estado de ánimo, ocasión o deseo. Algunos ejemplos son: Dechox: 'Un chocolate que desintoxica la mente', DIY: 'Devórelo usted mismo', La Barra de Emergencia: 'Ya sabes... sólo en caso de emergencia!', Bochox: 'Su consumo produce endorfinas que alivian el estrés y le hacen olvidar sus arrugas', y muchos más.

Cada edición de sus irreverentes productos, diseñados por su equipo inhouse, se inscribe bajo un original concepto que provoca con humor a sus consumidores.

Los packs despiertan curiosidad y nos hace cuestionar las formas tradicionales de comunicación en el packaging.









No hay comentarios.: