Bullshit-Free Branding

Por Anthony Shore* / Copyright © 2010 Operative Words

Seamos sinceros: hay un montón de Bullshit en el Branding.

Es una pena y una amenaza, ya que actualmente las comunicaciones de marca o de marketing que exudan cualquier soplo de Bullshit generan desconfianza, descrédito y son ridiculizadas por las audiencias cínicas de hoy.

Y no hay público más cínico que los consumidores de 18 a 34 años de edad - la generación del milenio, quienes nacieron en un mercado online, inundado de spam, revisiones pagas, phishing y otros engaños.

Estos cínicos pueden oler Bullshit a un kilómetro de distancia. En realidad, lo están esperando. Y cuando ubican la fuente de olor de una comunicación -una exageración, una ambigüedad, una incongruencia, una tontería, una promesa demasiado buena para ser verdad- se abalanzan. Y en lugar de irse a otra parte, tienen un motivo para denunciar y castigar al emisor, instando a otros a boicotearlo.

El Branding libre de Bullshit siempre ha sido importante. Hoy en día no solo es importante, es urgente.

Porque actualmente no se puede engañar a nadie en ningún momento.

Armado con Snopes, WikiLeaks y otras fuentes confiables, todo lo que una compañía alega, puede y va a ser verificado, casi al instante. Todo crítico cabreado tiene un megáfono y, ahora, todo el mundo puede escuchar su perorata.

Entonces, ¿qué es exactamente Bullshit, esa toxina ofensiva?

Yo defino Bullshit como cualquier comunicación que sea:

-Absurda
-Insincera
-Poco clara
-Exagerada
-Inexacta
-No creíble


El Bullshit es como la obscenidad: la reconocemos cuando la vemos. Estos son algunos de los indicadores específicos de Bullshit en el Branding:

-Algo demasiado bueno para ser verdad
-La exageración, los superlativos e hipérboles
-Palabras “comadreja”
-Vaguedad y ambigüedad
-Omisiones
-Eufemismos
-Trivialidad y clichés
-Inconsecuencia
-Deshonestidad


Para los cínicos, esta lista prácticamente define el marketing. Pero no tiene por qué ser así. Los marketineros deberían evitar estos repelentes de clientes y en su lugar prácticar el Bullshit-Free Branding.

Entonces, ¿qué es el Bullshit-Free Branding? Son las comunicaciones de marca que pasan el test SNIFF (oler):

Self-aware (Consciente de sí mismo)
Su marca no debe tratar de ser más -o menos- de lo que es.

Natural
Redacción, ideas y marcas que no sean artificiales. 


Íntegra
Fiel a sí mismo y los clientes. 


Franca

Directa, reveladora, sincera, específica. 


Factual
Afirmaciones que son verdaderas, comprobables y evidentes. Recomendaciones que se ganan, no se compran.

Se requiere un marketing honesto para aprobar el test SNIFF:

-Sé quien eres y actúa de esa manera
-Usa el sombrero de tu consumidor
-Sé real y honesto, pero no campechano
-Escribe con sencillez y claridad
-Sé específico
-Evita la trivialidad, los lugares comunes, las palabras “comadreja” y la exageración


Siga los consejos que he presentado aquí, y utilice el test SNIFF para evaluar sus comunicaciones de marca y asegurarse que siguen siendo Bullshit-Free.

Y recuerde: seamos honestos.


*Agradecemos especialmente a Anthony Shore por su artículo. Anthony es experto en Naming. Antes de fundar su firma Operative Words, fue Director Global de Naming en Landor Associates.

4 comentarios:

UN BESO dijo...

Está muy bien esta web. Está llena de contenido muy interesante y de actualidad. Me gusta, sigue así de bien. Un beso

Tridimage dijo...

Gracias! Nos encanta que te guste packnews.

abel juegos mario dijo...

Excelente post...
saludos

andrea recetas faciles dijo...

excelente!! es así como una persona podrá confiar verdaderamente en lo que esta comprando..
saludos